By Equipo académico - Teaching Centre in Colombia

24 de Octubre de 2021 17:18

Maestra enseñando ingles a niño con tarjetas de vocabulario

Conocer diversas estrategias para enseñar inglés a niños es importante para profesores y padres de familia. Si bien existen diferencias marcadas entre la enseñanza que se provee a los niños en las aulas de clase y la recibida en casa, es fundamental enlazarlas correctamente y permitir que los niños cuenten con espacios seguros para su desarrollo cognitivo.

En el British Council Colombia sabemos lo importante que es contar con las herramientas ideales para la enseñanza del inglés, por eso en este artículo encontrarás 5 consejos que te guiarán en la enseñanza del idioma.

Conoce todos sobre nuestros cursos para niños y niñas 
-Descarga PDF informativo-

Cuando se trata de aprender inglés; Cuanto antes mejor

Nuestro primer consejo tiene que ver con la edad de los niños para aprender inglés. En realidad, no existe una fecha exacta para empezar a  enseñar a los niños un idioma. Lo que es claro es que toda interacción temprana agrega mayores oportunidades de asimilación para cualquier tema que quieras enseñarles; además, incentivar este tipo de interacciones con un idioma diferente a su lengua materna incluyen beneficios a nivel personal y profesional, a corto y largo plazo. 

Recomendamos que las primeras experiencias con el inglés sean para desarrollar el oído de los niños, pues les permite desarrollar habilidades lingüísticas rápidamente. Por ejemplo, escuchar cuentos o canciones en inglés para niños les da la oportunidad de reconocer patrones del habla para cada idioma y desarrolla su capacidad de comprensión auditiva.

¡Si les lees en voz alta o hablas, no olvides pronunciar bien y hacer énfasis en la acentuación!

Empezar por lo cotidiano

Enseñar inglés desde lo cotidiano es la mejor forma en la que los niños pueden aprender. Los conceptos básicos se encuentran en las rutinas diarias y aprovechar esto puede ser muy valioso para ellos. 

Levantarse, ducharse, desayunar y caminar pueden convertirse en excelentes oportunidades para que tus hijos aprendan vocabulario en inglés y lo asocien rápidamente con sus actividades diarias. Por eso, el mejor método sería por empezar con las acciones que ellos realizan siempre en casa (despertarse, levantarse, ducharse, desayunar, caminar, leer, jugar, almorzar, cenar, dormir, etc.); luego, con actividades recurrentes en la calle (caminar, correr, comprar, ver, subir, bajar, entrar salir, etc.); finalmente, con acciones muy específicas, y por lo tanto, muy complejas. Es fundamental que este ejercicio sea repetitivo, dado que la repetición garantiza que los niños asimilen más rápido lo que aprenden.

Para enriquecer este ejercicio, una actividad que podría ser determinante en la adquisición del inglés es crear pares de actividades que sean opuestas (despertarse, dormir; hablar, callar; subir, bajar; etc.); de igual manera, asociar actividades que tengan un punto en común (aprender: leer, escribir, escuchar; jugar: saltar, correr, lanzar; etc.)  Así, no sólo ellos estarán aprendiendo este nuevo vocabulario, sino que podrán crear relaciones asociativas de oposición o relación para comprender mucho mejor su significado.

Rutinas y repetición, herramientas claves para el aprendizaje del lenguaje

Para crear espacios de aprendizaje de inglés es necesario apoyarse en los gustos e intereses de los niños para proporcionar vocabulario. Usar sus intereses y motivaciones en cualquier ambiente de aprendizaje garantiza, en cierta medida, que los niños se enganchen con cualquier ejercicio que se les proponga. Si tenemos claros sus intereses, es más fácil pensar en actividades, vocabulario y rutinas que los mantengan enfocados.

Tener rutinas definidas para las actividades de los niños puede darles muchas ventajas a la hora de asimilar y aprender cualquier tema. Desde tener un horario determinado, hasta el tipo de actividad, la organización del tiempo y actividades puede ayudarlos a desarrollar gradualmente sus habilidades y autonomía. Es necesario que estas rutinas tengan espacios de descanso y alimentación, porque se pueden asimilar de una manera más natural dentro de su rutina cotidiana. Para establecer estas rutinas y repeticiones, tenemos los siguientes consejos:

  1. Tiempos de aprendizaje: los niños necesitan cierto tiempo de descanso y alimentación luego de llegar al colegio. No existe ningún beneficio al comenzar una rutina de aprendizaje en casa sin el descanso apropiado luego de la jornada escolar. Es importante que los niños coman apropiadamente y tengan un espacio de descanso adecuado. Asimismo, la rutina de aprendizaje debe tener pausas para tomar un pequeño descanso y comer algún refrigerio o aperitivo no muy grande.
  2. Espacio de estudio: es importante establecer un lugar de la casa como su centro de estudio. Lugares como el cuarto o la sala no incentivan la concentración de los niños, además de que no generan un ambiente diferente para el aprendizaje. Es importante encontrar un lugar que, desde su locación, se genere un ambiente de tranquilidad, focalización, que los niños perciban que es un lugar destinado para un solo objetivo: aprender.
  3. Primero, la escuela: las rutinas de trabajo extraclase deben ser posterior a su trabajo escolar, porque es importante que los niños reconozcan la diferencia entre el trabajo escolar y el aprendizaje del inglés. Siempre debe establecerse la actividad de aprendizaje de esta lengua posterior a la realización de tareas de la escuela. Asimismo, cada rutina debe tener un tiempo específico y deben tener espacios de descanso entre ellas. De esta forma, se evita la saturación de información y el desgaste en los niños.
  4. Metas diarias: cada día debe tener un objetivo de aprendizaje, pues la falta de objetivos genera vacíos y falta de comprensión de las actividades del día. Si los niños tienen claro cuál es el tema u objetivo del día, podrán enfocar mejor sus habilidades y concentración para lograr la meta. Piensa en que cada semana puede tener un tema, y cada día se puede trabajar una idea del tema (Trabajo de la semana: vocabulario de animales. Lunes: mascotas; martes: animales de la granja; miércoles: animales salvajes, etc.). Igualmente, se pueden revisar los contenidos de las clases de la escuela para crear estos objetivos diarios de aprendizaje.
  5. Reconocimiento constante: cualquier persona en una situación de aprendizaje necesita de estímulos que revaliden su esfuerzo. En el caso de los niños, es aún más importante resaltar estos avances. Reconocer su esfuerzo, sus logros, la dedicación que ponen en su aprendizaje impactará positivamente a los niños. De esta manera, ellos comprenderán que su trabajo es visto y valorado por sus padres.
  6. No permitas que se rompa la rutina: establecer una rutina es difícil, pero es mucho más compleja su ejecución diaria. Por esta razón, no se deben permitir descansos o saltos en dicha rutina, porque se pierde la focalización y naturalidad del aprendizaje que se está generando. Si los niños dicen estar muy cansados, hay que recordarles que siempre tendrán tiempos de descanso (ver consejo 1). 
  7. Uso del lenguaje: así como es notorio el crecimiento en algunas habilidades, existen momentos en que los niños pueden tener tropiezos o dificultades para asimilar o desarrollar algún contenido. En este caso, es fundamental evitar el uso de lenguaje negativo o que genere reacciones desfavorables (evita decir: se nota que no puedes con…). Los comentarios deben ser siempre enfocados  en darles apoyo y recordarles que, a pesar de que sea difícil, trabajar constantemente les permitirá aprender dicha habilidad o contenido. 

Estas rutinas y repeticiones conseguirán, a corto y mediano plazo, un cambio en el aprendizaje de tus hijos, e incluso una actitud diferente para aprender inglés.

Imaginación y motivación, aprender inglés puede llegar a ser muy divertido

Los niños aprenden mejor cuando pueden involucrar su imaginación. Su actividad principal es jugar; por eso, convertirla en una herramienta de enseñanza es indispensable para aprender el inglés. Diseñar juegos en inglés que le enseñen de forma divertida nuevos conceptos y amplíen su conocimiento será la forma más rápida y segura para aprender.  

Como lo señalamos antes, los refuerzos positivos a nivel afectivo y emocional son muy importantes para la motivación de tus hijos; asimismo, es importante cuidar el lenguaje para indicar cuáles son los puntos que deben fortalecer en su aprendizaje. Por más premios y regalos que puedan obtener cada vez que superan nuevos y diversos obstáculos cognitivos, lo más importante está en brindarles apoyo, comprensión y aliento para lograr los objetivos esperados. De ser necesario, hay que reunirse con sus maestros, aprender de sus técnicas para incluir el juego en la enseñanza de cualquier materia y convertir a los niños en genios que saben sonreír y sacarle todo el provecho a su diversión. El refuerzo positivo inmediato es, en realidad, una forma de mantener a tus hijos con un nivel alto de motivación, factor importante para superar las dificultades que el aprendizaje suscita, especialmente cuando se está aprendiendo una nueva lengua junto con los factores culturales que conlleva.

En caso de que los niños tengan dificultades, es importante evitar cualquier tipo de juicio. En su lugar, es necesario generar preguntas que le permitan identificar nuevas opciones de aprendizaje o que les permitan reflexionar sobre el método que están utilizando para aprender. Algunas de estas preguntas serían:

  • ¿Cuál es el punto o tema que se te dificulta aprender de este tema?
  • ¿Cómo lo has intentado aprender hasta este momento?
  • ¿Cómo sería una nueva forma de aprender este tema?
  • ¿Qué herramientas puedes utilizar para facilitar el aprendizaje del tema?

De esta manera, los niños sabrán que, a pesar de las dificultades que tienen al aprender inglés, sus padres están ahí, apoyándolos incondicionalmente. No existe mejor motivación que una comunicación positiva, oportuna y reflexiva.

Herramientas apropiadas para su edad

Encontrar recursos apropiados para que los niños aprendan inglés no es muy difícil, sin embargo, asegúrate de que sean apropiados para su edad y conocimiento. Si no se utilizan las herramientas adecuadas, el aprendizaje del inglés no tendrá el efecto deseado, e incluso puede desmotivar a los niños.

No todos los juegos, plataformas o libros son accesibles para los niños. Por eso, es importante conocer algunas actividades y herramientas que usan los maestros para hacer que el aprendizaje del inglés sea más efectivo. Ellos tienen claro los puntos que deben fortalecer tus hijos, así como suficientes recursos y conocimientos de juegos que pueden potenciar su aprendizaje del inglés. Una comunicación clara y continua entre escuela y casa es indispensable para que el aprendizaje del inglés en tus hijos sea significativo y constante.

La disposición que tienen los niños para aprender es increíble, basta con ver cómo la curiosidad actúa en ellos para cuestionar e investigar sobre todo lo que sucede a su alrededor. La forma en la que observan el mundo es la forma en la que aprenden de él, y motivar esa curiosidad es muy importante para que puedan desarrollar todas sus capacidades cognitivas y sociales. Asimismo, los niños tienen una disposición especial al aprender un segundo idioma: aprovecha cada momento para que puedan aprender algo nuevo y motívalos a desarrollar sus habilidades comunicativas en inglés (listening, speaking, reading y writing). 

En el British Council Colombia tenemos cursos, profesores, actividades y herramientas especiales para que los niños aprendan inglés. Si te interesa conocer más sobre nosotros, contáctanos. 

Otros artículos para enseñar inglés a tus niños