La Fundación El Nogal premió a dos Active Citizens por su aporte a la construcción de paz

7 de junio de 2018

Ana María Jessie y Javier Gómez, Active Citizens de la primera cohorte de Manos a la Paz, recibieron el Premio Fundación El Nogal 2018 en la categoría Relatos por los Proyectos de Acción Social que desarrollaron como parte del programa y que contribuyeron a transformar la situación de las comunidades de Almaguer y San Sebastián en el Cauca.

El Premio Fundación El Nogal busca generar una reflexión en la sociedad colombiana, desde las iniciativas propuestas por jóvenes entre 14 y 28 años sin importar su condición socioeconómica, nivel educativo, ni afiliación política, que ayuden a transformar las condiciones de convivencia, inclusión y acceso a las poblaciones vulnerables tanto urbanas como regionales, ampliando y fortaleciendo las oportunidades para la población colombiana.

En su tercera versión, el reconocimiento abrió una nueva categoría dirigida a los jóvenes participantes en el programa Manos a la Paz en donde, a través de un relato escrito, los participantes debían contar su experiencia durante su pasantía con “Manos a la Paz”, y cómo esa vivencia transformó la vida de las comunidades y la suya propia. Cerca de 180 proyectos de jóvenes de 22 departamentos del país participaron en esta versión del premio en las modalidades de proyectos, reflexiones, fotografía, aplicación web y relatos.

La Fundación El Nogal premió a dos Active Citizens por su aporte a la construcción de paz
La Fundación El Nogal premió a dos Active Citizens por su aporte a la construcción de paz

Active Citizens transformando la vida de las comunidades

Ana María Jessie y Javier Gómez hicieron parte de la primera cohorte de estudiantes que se formaron como parte del programa Active Citizens - Manos a la Paz en julio de 2017. Gracias a la formación que recibieron pudieron liderar proyectos educativos y culturales para la reconciliación y la memoria histórica en los municipios de Almaguer y San Sebastián en el departamento del Cauca.

Ana María Jessie, estudiante de Historia de la Universidad Nacional de Colombia, desarrolló el proyecto Memorias de Reivindicación Femenina con las mujeres indígenas Yanakonas de Caquiona. Trabajó con la Asociación de Mujeres Indígenas de Almaguer, estudiantes, madres cabeza de familia y el equipo femenino de baloncesto, las "Yanakona Stars". Esta iniciativa impactó a 182 mujeres indígenas y su formación dentro del programa fue clave para poder contribuir a la transformación de esta comunidad: "Active Citizens sirvió para aprender y tener las herramientas para ayudar a la comunidad. También para crecer, creer y poder ayudarle a las chicas con las que trabajé. El programa les sirvió a ellas para reconocerse a sí mismas".

Javier Gómez, estudiante de Artes Visuales de la Universidad de Nariño, Udenar, desarrolló un proyecto cultural con las comunidades protegidas de San Sebastián, las escuelas en San Sebastián y Milartes: "Active Citizens sirvió a mi proyecto en San Sebastián (Cauca) porque me facilitó herramientas con las cuales pude llegar a la comunidad y me permitieron crear un grupo capaz de liderar en su municipio, de ser influyentes por su municipio y de explorar su cultura para llevarla a otras partes".