Sábado, 25 de Enero de 2014

Los tres escritores invitados a la sesión inaugural del primer festival de literatura British Council Caribe no solo tienen en común que pertenecen a la lista de los mejores jóvenes escritores británicos publicada por la revista Granta en 2013. Nadifa Mohamed, Sunjeev Sahota y David Szalay también visitan el Caribe por primera vez y crecieron atrapados entre dos universos. Por un lado, los países donde nacieron –o de donde son originarios sus padres- y, por otro, Reino Unido. Allí se educaron y se formaron como escritores.

A esto se suma que crecieron entre la lengua inglesa, que poco a poco moldeó su manera de ser, y las lenguas de sus padres, con las que tuvieron una relación especial. “La lengua es uno de los principales elementos de identidad. Pero lo interesante entre nosotros es que no manejamos perfecto nuestra primera lengua“, explicó el escritor de origen húngaro, David Szalay que aseguro que su identidad, por ejemplo, era británica. “Si hablara húngaro perfecto tendría una identidad aún más compleja“, dijo Szalay que, al igual de sus compañeros de mesa, hizo énfasis en la importancia de la tradición oral en las culturas e indagó a los asistentes sobre lo que pasaba en la isla con las lenguas nativas: creole, inglés y español.

Y es que las características multiculturales de los escritores, y su experiencia de haber crecido en una lengua alejada a la de sus ancestros, sirvió como punto de partida para una larga conversación entre creadores y público –alrededor de 50 personas-, en la que los locales contaron sus inquietudes y sus experiencias con las lenguas entre las que crecieron.

“Yo creo que una de las tareas que tenemos pendiente en la isla es que debemos definir qué clase de creole hablamos“, aseguró Fidel Corpas Suárez quien asegura que así que como el inglés tiene variaciones como el inglés británico o americano, los sanandresanos tienen que definir si hablan Inglés nativo de San Andrés o un Creole especial.

La discusión, por su parte, era moderada por los escritores invitados que terminaron por cambiar de papel. No solo contaron sus experiencias con la lengua, explicaron ejemplos de lo que pasaba en otras culturas, sino que pasaron a ser los moderadores de un evento donde los escritores no paró de hacer preguntas. “¿Los jóvenes pueden hablar creole? ¿Publican en creole?“.

Las respuestas, por su parte, fueron dadas por cada uno de los presentes que pasaron la mañana del viernes 24 de enero debatiendo sobre el tema. “Creo que más que aportar, fuimos terapeutas para ellos“, dijo Szalay al finalizar una sesión en la que Nadifa Mohamed aseguro que la determinación de muchos sanandresanos por conservar y luchar por  la supervivencia del creole es un fenómeno que se repite en muchas otras partes del mundo“. Un ejemplo es su país, Somalia.

“Esta discusión ha sido fantástica, pero es una conversación que tenemos que continuar“, aseguró al finalizar el encuentro, Juan Ramírez Dawkins, presidente nacional del Consejo de lenguas criolla y nativas.

About the British Council

El British Council crea oportunidades internacionales para el Reino Unido y otros países y fomenta la confianza entre ellos en todo el mundo. El British Council es la organización internacional del Reino Unido para las relaciones culturales en los campos de educación, artes, sociedad e inglés. Desde 1940 promueve el desarrollo de las de las relaciones educativas y culturales entre Colombia y el Reino Unido. Los programas del British Council llegan a más de 112 millones de personas al año en el Reino Unido y otros 110 países en el mundo.