Escuelas Formadoras y Maestros de Maestros - EFMMa - es un proyecto que busca posicionar la práctica pedagógica de los futuros maestros, como eje fundamental de su formación, aportando así al mejoramiento de la calidad de la enseñanza y por tanto de los aprendizajes de los estudiantes de educación preescolar, básica y media.

El proyecto EFMMa se introduce en el corazón de la formación inicial de docentes, esto implica proponer líneas de seguimiento, reflexión y evaluación que permitan reconocer el alcance de las acciones y los aprendizajes de los Maestros en Formación (MF). 

Una característica del esquema de seguimiento EFMMa es que incluye una serie de actividades e instrumentos de uso continuo durante el semestre, con el propósito que los Maestros en Formación (MF) adelanten una reflexión permanente sustentada en evidencias y acompañada de retroalimentación. Para garantizarlo, se propone establecer cuatro Momentos Valorativos a lo largo del semestre, es decir, cuatro momentos específicos del semestre donde se puedan hacer registros sobre el progreso de la práctica pedagógica, dando un lugar ponderante a la auto-reflexión del Maestros en Formación (MF) y a la observación así como a la retroalimentación de los Maestros de Maestros de la Universidad (MMU) y Maestros de Maestros del Colegio (MMC).

Actividades contempladas:

Observaciones

Los Maestros Acompañantes (MA) y los Maestros de Maestros (MMC y MMU), observarán las clases de los Maestros en Formación (MF) con los formatos de observación propuestos por el proyecto EFMMa, para recoger información acerca del desempeño de los Maestros en Formación (MF) y darles a estos una retroalimentación.

El marco de referencia de esta observación son los Referentes de Progreso y los Aspectos a Evaluar EFMMa y se espera que esto suceda a lo largo del semestre de práctica. Las observaciones de los Maestros Acompañantes (MA) ocurrirán semanalmente en la clase en la cual estén acompañando al Maestro en Formación (MF), y las observaciones conjuntas de los Maestros de Maestros (MM) ocurrirán como mínimo dos veces al semestre, coincidiendo idealmente con los momentos de corte definidos por las Instituciones de Educación Superior. 

Colección de evidencias

Durante todo el semestre el Maestro en Formación (MF) dará cuenta de sus avances y de los aprendizajes logrados por los estudiantes a su cargo, para esto recogerá las evidencias del proceso. En las primeras 8 semanas el Maestro en Formación (MF) aprenderá a distinguir los productos de su labor que pueden ser usados como evidencias y a reflexionar a partir de estas, lo cual realizará siempre alrededor de los Referentes de Progreso. Desde la semana 9 continuará recogiendo la evidencia, pero se propondrá organizarla en secuencias alrededor de unidades temáticas y aprendizajes esperados de sus estudiantes. 

Trayectoria de Progreso

Este insumo tiene dos partes: la primera, es un semáforo que a través de un registro en cuatro momentos distintos del semestre, busca ponderar los avances y las oportunidades de mejora del Maestro en Formación (MF). La segunda, es un formato de auto-reflexión, que busca dar cuenta del nivel de apropiación y desarrollo de los Referentes de Progreso con base en las evidencias recolectadas por el MF.

Las reflexiones y evidencias registradas en la segunda parte, así como las observaciones obtenidas de los MA y MM, serán el soporte para el registro del nivel de desempeño alcanzado en el semáforo. El diligenciamiento de la Trayectoria de Progreso es responsabilidad de cada Maestro en Formación (MF).

Encuentros reflexivos

Este es el espacio, por excelencia, para la discusión entre pares y ocurrirá como mínimo una vez cada mes. Estos encuentros tienen dos momentos, en el primero de ellos, todos los Maestros en Formación (MF) tienen la oportunidad de comunicar su experiencia general sobre la práctica, cuáles han sido los sentimientos, las frustraciones y los logros que se han producido en torno a esta.  

El segundo momento es una reflexión asociada a un Referente de Progreso. Cada Maestro en Formación (MF) expondrá sus avances o dificultades en torno al Referente tratado en el Encuentro, acompañando su exposición de las evidencias recolectadas. Luego, los otros MF escuchan y ofrecen retroalimentación, para que entre todos y con la orientación de sus MM, logren dar alternativas a las dificultades y analicen diversas formas de alcanzar el Referente tratado en el Encuentro.