reya Cobbin ha sido seleccionado como Rogelio Salmona Fellow 2017

Tras el éxito del programa de Lina Bo Bardi Fellowship en Brasil, el British Council inició una nueva convocatoria para examinar el legado de Rogelio Salmona (1927-2007), a través del programa Rogelio Salmona Fellowship, destinado a fomentar vínculos entre el Reino Unido y Colombia a través de residencias para arquitectos, diseñadores y artistas británicos o residentes en el Reino Unido.  . La primera beneficiara del programa Rogelio Salmona Fellowship es Freya Cobbin, quien desarrollará una residencia de 6 semanas en Colombia para explorar aún más la obra de uno de los arquitectos modernos más influyentes de América Latina.

Entrevistamos a Freya para conocer un poco más de ella y de sus expectativas sobre el programa en Colombia. Esto fue lo que nos contó:

Háblanos un poco sobre ti, tus antecedentes y áreas de interés.

Soy arquitecta en Londres con un fuerte interés en la educación y la antropología social, actualmente trabajo en Feilden Fowles. Mis viajes siempre me han proporcionado una abundante inspiración y por lo tanto siempre he aprovechado la oportunidad de estudiar, vivir y trabajar en diferentes lugares. En el pasado he aceptado varios trabajos de investigación para el sector de desarrollo y continúo trabajando como facilitadora de proyectos para la Fundación Richard Feilden, una pequeña organización benéfica enfocada en mejorar la infraestructura educativa en África Oriental.

¡Mi enfoque de la vida ha sido muy pluralista! Crecí en Australia y el Reino Unido. Disfruto del trabajo comunitario, y he sido mentora estudiantil durante muchos años, así como tutora de talleres y organizadora del Festival Internacional de Arte y Construcción en España.

En investigaciones anteriores he sido influenciada por la teoría psicogeográfica desarrollada por la Internacional Situacionista, en particular por su enfoque de la exploración urbana peripatético, y el concepto de "Behaviorology" de Atelier Bow-Wow, que trata la relación entre los seres humanos, su contexto y las tendencias de comportamiento resultantes.

¿En qué estás trabajando en este momento?

En el estudio estoy trabajando en la mejora de instalaciones educativas y la granja de una institución de educación superior en el sureste de Londres. Con la Fundación estamos elaborando un plan para un centro de apoyo y oficinas locales para una organización de beneficencia infantil en Burundi, también en una nueva cocina y refectorio para una escuela de formación profesional en Ruanda.

¿Por qué estás interesada en el trabajo de Rogelio Salmona y por qué decidiste participar en el programa?

Me encanta la forma en que Salmona utiliza los umbrales. Muchos de sus espacios tienen una interesante interfaz entre el interior y el exterior, lo público y lo privado. Él trabaja con estos umbrales en muchas escalas. El uso de espacios en el patio, jardines, balcones y terrazas crean zonas de contención entre otras partes del edificio o el exterior. Y sus magníficos detalles de ladrillo proporcionan umbrales con paredes perforadas para la sombra, la ventilación y el tratamiento de la luz. En este sentido, la arquitectura se adapta muy fácilmente a su contexto. Rogelio Salmona dijo una vez: “Hacer arquitectura es un acto de rememoración, es recrear. Es continuar en el tiempo lo que otros a su vez han recreado”. Y en este sentido, ahora me interesa estudiar su obra desde una perspectiva más social, para ver cómo la gente local ha recreado y adaptado su obra para su uso actual.

Me inscribí en la convocatoria del programa porque admiro profundamente el trabajo de Salmona. Hace algunos años tuve la oportunidad de visitar Bogotá, y fue allí donde pude conocer de primera mano una parte de su obra y consideré que esta oportunidad de regresar y conocer con mayor profundidad su trabajo, a través del lente de una propuesta de investigación, es un privilegio maravilloso. Gran parte del trabajo más influyente de Salmona ha sido publicado, sin embargo, aún no es muy conocido fuera de círculos selectos. Se sitúa dentro del discurso algo cerrado y esotérico de la disciplina arquitectónica, por lo que espero poder diversificar el conocimiento de su obra a través de una metodología menos académica. Creo que el acceso a sus archivos proporcionará un paralelo interesante para la investigación en la comprensión de la ideología personal de Salmona y las aspiraciones para su trabajo, junto con un estudio de la realidad contemporánea de su portafolio de activos.

¿Qué esperas investigar y descubrir o explorar? ¿Estás tomando algún enfoque particular?

En mi propia investigación me gusta capturar la actividad cotidiana y colectiva que el entorno construido crea, mostrando cómo los espacios se apropian y recrean a través de tales acciones. Por lo tanto mi metodología será en gran medida empírica donde espero observar a los usuarios, así como interactuar con ellos, y por supuesto, convertirme en un usuario más.

Mi propuesta para el programa se centrará en el legado moderno de la obra construida por Salmona, en particular sus comisiones públicas, con una orientación sobre cómo los usuarios ocupan, interactúan y recrean así la arquitectura. Con ello espero ilustrar una comprensión contemporánea y variada de sus edificios y espacios públicos descritos por las muchas voces de la sociedad que los utilizan en el presente. La comunicación visual es una herramienta clave en mi práctica, y mi pasión por la cartografía puede conducir a una serie de mapas o crónicas gráficas que divulguen las narrativas sociales, para comunicar mis hallazgos a una audiencia más extensa.

¿Cuáles son tus expectativas de la residencia y qué es lo que más te emociona?

La gente local es muy acogedora y amable, así que estoy particularmente emocionada de regresar a Colombia, ¡esta vez con algunos conocimientos de español!. Me lo pasé muy bien allí en el pasado pero ahora me siento mejor equipada para interactuar con la población local y disfrutar de un mayor sentido de conexión. También estoy muy contenta de poder visitar Chocó, será algo nuevo para mí y representará un contexto muy diferente al de Bogotá.

En lo personal no creo que los arquitectos realicen suficiente evaluación post-ocupación o que regresen a sus proyectos para obtener retroalimentación real sobre su impacto, bien sea positivo o no. En la mayoría de los casos, los usuarios generan las actividades de construcción y las formas de ocupar espacios que los arquitectos y diseñadores nunca han concebido durante su proceso de diseño. Al entender cómo la ocupación está en continua evolución, en particular con la tecnología y las nuevas formas de vida que proporcionan ideas interesantes sobre cómo diseñamos ahora, espero tener un impacto positivo en mi propia práctica al pensar el diseño desde la perspectiva del usuario.

Manténte al día con la residencia de Freya en Colombia siguiéndonos en Twitter.

Vea también

Enlaces externos