En asociación con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MINCIT) y el Fondo Nacional de Turismo (FONTUR) creamos el programa de formación “Formulación de iniciativas comunitarias y sensibilización en inglés para turismo” que se está desarrollando actualmente en el departamento del Meta. Esta iniciativa se encuentra en el marco del plan sectorial de turismo 2018 – 2020 “Turismo el propósito que nos une”

El programa de formación tiene una duración de 120 horas distribuidas en 6 módulos. Los encuentros presenciales se llevan a cabo en tres municipios: Lejanías, Puerto López y Puerto Gaitán, impactando a por lo menos 8 municipios más de la región. También, se realizan actividades de acompañamiento a distancia, para apoyar el proceso formativo de los beneficiarios.

Usando una combinación de cartillas, clases presenciales, salidas de campo y programas de radio, se lleva a cabo la formación de 170 personas del departamento del Meta en turismo de naturaleza, aviturismo, inglés básico para el turismo, emprendimiento y gestión.

Para la emisión de los programas de radio, se gestionaron convenios con las emisoras municipales Guape Estéreo en Lejanías; Marandúa en Puerto López y Ondas del Manacacias en Puerto Gaitán. Son en total 9 programas de 30 minutos cada uno, que profundizan los contenidos con el objetivo de beneficiar a más personas de los territorios y de fortalecer la estrategia de acompañamiento a distancia. Los programas se emiten todos los jueves a las 6 de la tarde.

Con este programa de formación se busca fortalecer las iniciativas y los emprendimientos comunitarios que sobre turismo y aviturismo existen en estos municipios, generando alternativas de vida para sus poblaciones y alternativas económicas para la región.

Explorar y desarrollar el potencial turístico del departamento del Meta, donde algunos de sus municipios han sido reconocidos históricamente como escenarios de violencia, y que su territorio ha estado dedicado mayoritariamente al desarrollo de actividades agrícolas, ganaderas y mineras, se constituye en una estrategia importante para mitigar los impactos negativos derivados de esta historia y proponer nuevas historias y experiencias que conlleven a que el Meta se convierta en uno de los destinos turísticos preferidos en el país.